Por qué dormir te acerca a tu objetivo

Queremos conseguir un cuerpo más musculado y con un % graso más bajo. Un cuerpo tonificado y duro. ¿Qué necesito?

A priori podemos decir que necesitamos un buen entrenamiento y una buena dieta. Y aquí está el problema, nos falta un pilar para conseguir nuestro objetivo.

¿Cuál es el truco para conseguir un cuerpo definido y musculado?

Sumar los 3 pilares fundamentales, nutrición + entrenamiento + DESCANSO.

En este artículo nos vamos a centrar en este último pilar.

Un buen descanso puede marcar la diferencia

Durante el sueño se llevan a cabo los procesos de regeneración y crecimiento, mientras entrenamos provocamos un estímulo que se asimilará y aprovechará durante el descanso.

Cuanto menos le llevemos la contraria a nuestro ritmo circadiano, conciliemos el sueño al comenzar la noche y despertemos al ver luz, de forma constante, más equilibradas estarán nuestras hormonas y mejor podrán funcionar.

 

Dormir mal puede estropear tu dieta y tú entrenamiento

Muchos de nosotros os otros sufrimos o hemos sufrido trastornos del sueño, lo que repercute negativamente en nuestra concentración, en nuestro rendimiento en el gimnasio o incluso en la asimilación óptima de nutrientes.

Es decir, dormir mal de forma habitual puede derivar en un mal aprovechamiento de los nutrientes de nuestra dieta, por muy cuidada que sea nuestra nutrición.

image¿Cuánto dormir para crecer más rápido y estar más definido?

Durante el sueño nuestra frecuencia cardiaca o nuestra frecuencia respiratoria alcanzan niveles mínimos mientras que otros valores alcanzan puntos máximos, como es el caso de ciertas hormonas.

Nos centramos en dos fases del sueño:

  • Sueño profundo: esta fase es especialmente importante para regenerar tejido, tiene lugar una mayor síntesis de proteínas a nivel muscular. Además, tienen lugar los procesos de asimilación de estímulos que hemos dado con el entrenamiento. Ganamos músculo y quemamos grasa.
  • Sueño REM (Movimiento Rápido Ocular): en esta fase asimilamos lo aprendido durante el día, asimilamos la técnica de ese ejercicio nuevo o pulimos nuestro patrón de movimiento en un ejercicio X.

Partiendo de que un ciclo de sueño dura entorno a los 90 minutos y de que necesitamos al menos 4 ciclos para descansar y recuperar, pondríamos el mínimo de horas de sueño  en 6hr.

imagePodríamos pensar entonces que cuanto más, mejor, verdad? Esto no es del todo cierto.

La evidencia científica ha demostrado que dormir más de 8 horas y media repercute negativamente en nuestro cansancio físico y mental. Un nivel alto de melatonina (hormona liberada intensamente durante el sueño) prolongado durante más de 8 horas puede afectar a nuestro descanso y a nuestro rendimiento durante todo el día, paradójicamente.

Hoy en día la tecnología ha avanzado muchísimo y contamos con pulseras, relojes y teléfonos inteligentes que son capaces de saber cuántos ciclos de sueño llevamos y en qué momento debemos despertar (exactamente al entrar o salir en una fase REM es cuando más ligero es el sueño).

Abdominales definidos y músculos que crecen más rápido 

Vamos a dormir entre 6 y 8 horas y vamos a dejar que la tecnología nos ayude a despertar en el momento que más nos conviene, 20 minutos de diferencia pueden estropearnos todo el día.

¿Alguna vez te has despertado y te ha costado la vida levantarte? Eso es un despertar en fase de sueño profundo. Mientras que alguna vez nos despertamos justo antes de que suene el despertador, eso es despertar al salir de una fase REM.

¿Sabías que puedes contratar al equipo de Precission Fitness?

¡Haz clic!

Subir
http://precissionfitness.com/wp-content/uploads/ninja-popups/close_9b.png

Contáctanos!

http://precissionfitness.com/wp-content/uploads/ninja-popups/close_9b.png

Si tienes cualquier pregunta, contáctanos!

¡Gracias!

 

Te responderemos

lo antes posible ;)