Hormonas e Hipertrofia muscular ¿Mito o realidad?

Desde hace 20 años se ha pensado que la respuesta de la Testosterona, la IGF-1 o la Hormona de Crecimiento ante un estímulo mecánico como es el entrenamiento con resistencias, influía directamente en las adaptaciones crónicas a nivel muscular.

Es decir, la afirmación de que el incremento en los niveles de ciertas hormonas influye en la Hipertrofia muscular no está tan clara en la actualidad.

Pongámonos en situación, realizamos un entrenamiento enfocado en conseguir un entorno hormonal lo más adecuado para el crecimiento muscular posible.

Se ha descubierto que un cambio interno en el músculo, como la regulación de receptores hormonales (androgénicos) no varía el nivel de ciertas hormonas anabólicas en sangre. Estas hormonas son conocidas por su papel en la creación de tejido muscular, grandes promotoras del crecimiento.

A más Testosterona, ¿más masa muscular?

Esto es muy interesante porque no apreciaríamos una concentración más alta de Testosterona en sangre mientras que, a nivel intramuscular, sí existieran cambios importantes en los receptores de diferentes hormonas relacionadas con el crecimiento muscular. Aunque nuestro nivel de Testosterona sérica no aumente de forma crónica con el entrenamiento, nuestros músculos sí se están adaptando para trabajar cón una mayor concentración de esta hormona.

 A más receptores androgénicos, ¿más masa muscular? Esta vez sí

Por otro lado, Mitchell et al han correlacionado el incremento del área de las fibras musculares (crecimiento muscular) con el incremento de los receptores que comentábamos antes y además con el incremento de una mioquina conocida como IL-6. Esto nos hace pensar que los factores internos, y no los externos (al músculo) son los más relacionados con el crecimiento muscular.

Lo más curioso de todo esto que os comento, es la relación que se ha descubierto entre el incremento de IL-6 y la Hipertrofia muscular. La inflamación muscular parece un proceso más importante de lo que pensábamos.

 

Todavía nos queda mucho por estudiar en el ámbito de la fisiología humana relacionada con el crecimiento muscular y las adaptaciones crónicas al entrenamiento con resistencias.

Con este artículo simplemente os he querido comentar que la relación + Testosterona —–> + Músculo no es tan simple, ni mucho menos. Y que lo que estudiábamos hace 20 años como cierto no tiene por qué serlo hoy en día.

 

Subir
http://precissionfitness.com/wp-content/uploads/ninja-popups/close_9b.png

Contáctanos!

http://precissionfitness.com/wp-content/uploads/ninja-popups/close_9b.png

Si tienes cualquier pregunta, contáctanos!

¡Gracias!

 

Te responderemos

lo antes posible ;)