El enfriamiento.

Con este artículo, acabamos con la trilogía de “Partes del Entrenamiento”. Hemos visto “El Calentamiento”, “La parte Principal” y hoy veremos “El enfriamiento”, importante en la misma proporción que los anteriores y posiblemente de los más olvidados.

Mujer en sesión de Crossfit con kettlebells

El enfriamiento, debería ser el momento en el cual, bajamos pulsaciones, vamos disminuyendo la velocidad e intensidad, avisando a nuestro cuerpo y a nuestro sistema nervioso que hemos realizado con éxito nuestro entrenamiento y que comenzamos con la etapa de vuelta a la calma, pero siempre con su merecido tiempo y proceso.

En la fase principal del entrenamiento, el cuerpo acumula un producto metabólico de desecho, que como veremos después, se elimina más eficaz y eficientemente con un enfriamiento acorde.

Este producto de desecho, denominado Ácido Láctico Muscular se genera por metabolismo de la glucosa en ausencia de oxígeno, es decir, a medida que estamos entrenando y nos va faltando el oxígeno, se va acumulando este ácido que inhibe la llegada de energía a nuestros músculos. Al acumularse este metabolito, no deja que las iones de calcio se unan a las fibras musculares, impidiendo el proceso correcto de contracción y en momentos extremos o de falta de entrenamiento aparezcan calambres y excesiva fatiga. Al contrario de la creencia de que este ácido producía las temidas agujetas (DMAT), está más que demostrado que éstas aparecen por microroturas de fibras y por el excesivo trabajo al que se exponen nuestros músculos con el entrenamiento. Aclara que, no son ni buenas ni malas, simplemente un indicador de si hemos seguido o no una correcta progresión, es decir, más no es mejor.

La mejor manera de que el lactato no se acumule es entrenar, para que nuestro sistema músculo-esquelético y sus procesos metabólicos sean mas eficientes y el oxígeno no se agote tan rápido.

 Entrenamiento funcional variado de Crossfit

La forma de eliminar este desecho es a través de un buen enfriamiento que nos ayude a re-oxigenar nuestros músculos y a transformar de nuevo el lactato en glucosa en el hígado volviendo nuestros músculos a la normalidad.

Otra de los beneficios de un buen enfriamiento es la bajada de frecuencia cardiaca, que nos proporcionará  gradualmente una mejor adaptación a la normalidad.

Por otro lado el enfriamiento nos ayudará a regular la presión sanguínea, más elevada de lo normal durante el entrenamiento, evitando así bajadas bruscas y con ello posibles mareos.

Pulsometro FC max

No es necesario ser deportista de elite para tomarse el enfriamiento en serio, debemos ser conscientes de que es una parte del entrenamiento igual de importante que las anteriores y que seguro repercutirá beneficiosamente en nosotros.

Muchos estaréis pensando que la mejor manera de llevar a cabo el enfriamiento será estirando, pues bien, yo no estoy tan de acuerdo, mi propuesta para un buen enfriamiento es realizar un ejercicio aeróbico disminuyendo intensidad gradualmente durante al menos 10 minutos. El estiramiento no es más que otra forma de aplicar fuerzas a nuestro cuerpo, al igual que las pesas, elásticos y/o cualquier otro material, pero hablaremos de eso en el próximo articulo,“El estiramiento. Una forma más de aplicación de fuerzas”.

 

Fernando Martínez

Ejercicios Fitness - -
Subir
http://precissionfitness.com/wp-content/uploads/ninja-popups/close_9b.png

Contáctanos!

http://precissionfitness.com/wp-content/uploads/ninja-popups/close_9b.png

Si tienes cualquier pregunta, contáctanos!

¡Gracias!

 

Te responderemos

lo antes posible ;)